Fundación AVA


Cabecera

Ayudas Accesibilidad

  • Ayudas técnicas previstas para facilitar la Accesibilidad
  • Mostrar/Ocultar la hoja de estilos: CSS

Enlaces Institucionales

Sitios webs de la Fundación AVA

Servicios Destacados de la Fundación AVA

Estás en: Inicio > Comunicación > Record#tables > Artículos y reportajes

Fecha de hoy: sábado, 6 de junio de 2020



Contenido principal

Record#tables. Artículos y reportajes.

Volver

La encrucijada de las Nuevas Tecnologías

Ramón Reig

Comparte esta página en:

Imprimir contenido

01-10-2009

Profesor titular de Estructura de la Información Periodística. Director del Departamento de Periodismo II. Universidad de Sevilla (ramonreig@us.es)

A diferencia de otros periodos históricos, las Nuevas Tecnologías (NNTT) son un fin en sí mismas para el ser humano, además de un medio de apoyo en su trabajo y vida diaria. El telégrafo, el teléfono, el fax, el teletipo, eran o son instrumentos que nos facilitaban las tareas cotidianas pero no constituían el centro ni el sentido de la vida de casi nadie. Ahora, el ser humano es alguien apegado a artilugios de todo tipo que, a un tiempo, lo ayudan y lo esclavizan. Y ahí se esconde la encrucijada humana en relación con las nuevas tecnologías.

Un niño –y un adulto- puede vivir “en las nubes” casi continuamente. Sobre todo los varones, pueden ir de una pantalla a otra desde la mañana hasta la noche. De la pantalla del televisor a la del ordenador; de ahí a la del iPod; después a la de la PSP y, si puede, de la PSP a la Wii. Ya es posible unificar todas en una pero el hecho es el mismo. Si además posee móvil o algún otro elemento en el que poder jugar electrónicamente, el homo bit se habrá consumado del todo. Mientras, en el exterior de tanto aparato, transcurre algo que se llama existencia, algo que sigue planteando retos de superación y autosuperación que van más allá de lo tecnológico y para los que el niño cada vez está menos preparado. Si a ello se une la actual superprotección que los padres ejercen, el resultado es que estamos preparando a una generación uniformizada que corre el peligro de sucumbir ante eso que llamamos competitividad. En efecto, las NNTT mantienen a no pocos humanos en un mundo virtual, apasionante y útil en gran medida pero, como virtual que es, es falso. Tales seres humanos serán víctimas de una “selección natural” sui generis.

Ese mismo ser humano se va a encontrar con otra realidad, la del “éxtasis cibernético”, que ya desarrollé ampliamente en uno de mis libros, titulado precisamente El éxtasis cibernético, publicado en 2001. No pocos sectores políticos, académicos y empresariales, parecen extasiarse ante las nuevas tecnologías, a las que, de nuevo, convierten en una especie de mitología. Llegan a hablar de analfabetismo digital, en el sentido de que quienes no se sepan desenvolver en ellas serán los nuevos analfabetos del futuro. No dudo de que esto vaya a ser cierto pero ya existe otro analfabetismo, el funcional, que va en aumento y eso, entre otras causas, se debe a la elevación a los altares de las NNTT.

Los que elevan a la categoría de mitos a las NNTT lo han hecho a partir de que el Poder ha decidido popularizarlas. Desde esa base, se han globalizado una serie de ideas y expresiones que, a mi juicio, son falsas pero que, a pesar de ello, el ciudadano está introyectando, de manera que su capacidad crítica y sincrónica disminuye en relación con décadas pasadas. Eso es el analfabetismo funcional, la ausencia de método, borrado o casi borrado de las mentes de los sujetos (de los que lo utilizaban, más o menos) por un mar de conceptos y realidades equívocas y erróneas. Una de las razones fundamentales por las que se ha dado el auge de las NNTT es porque le interesa al Mercado y eso por no decir la única razón.

A partir de ese interés puramente de negocio, se levantan expresiones tales como “Sociedad en Red”, “Sociedad del Conocimiento”, “Periodista digital” o “Revolución digital” que, tal y como se emplean, no son ciertas sino que esconden extraños intereses. Para empezar, la Sociedad en Red es una entelequia a nivel mundial. De los casi 7.000 millones de habitantes del planeta sólo viven en una teórica Red unos 2.000 millones. Y la Red es teórica por cuanto, a nivel cotidiano, las pugnas entre las distintas marcas disminuyen la eficacia de la Red. En el futuro, se producirán fusiones y absorciones de empresas que terminarán con esto pero, por el momento, las disfunciones de la Sociedad Red son evidentes y la brecha digital también.

La llamada “Sociedad del Conocimiento” es una falacia. Se está confundiendo conocimiento con datos en bruto, con posesión de aparatos, con información. Puedo llenar las aulas de los colegios de portátiles, puedo regalarlos a los estudiantes universitarios pero antes de acercarse a una máquina se debe poseer la base cultural amplia y subyacente que se requiere hoy en día. Los empresarios en general deberán plantearse de una vez qué clase de ciudadanos desean en sus negocios: si sujetos pegados a una máquina, adictos y dependientes, o personas formadas de manera sincrónica y humanista que sepan manejar máquinas como un medio, no como un fin. El adulto de hoy “juega” con maquinitas casi todo el día mientras ignora lo que pasa a su alrededor y en su mundo, en el mundo que ha creado sus maquinitas. ¿Eso es lo que desean las empresas? Si así fuera, sabrán que se le hace un flaco favor a la democracia porque la democracia, en teoría, se basa en el conocimiento como interpretación articulada de los hechos, no sólo en el marketing, las intuiciones y las emociones. ¿Es eso lo que buscan? ¿Es eso lo que persiguen políticos y empresarios al entender como I+D, como I+D+I o como investigación aplicada, ante todo aquello que se deriva de la aplicación de un tornillo a un engranaje industrial? ¿Qué piensan hacer con las disciplinas que dedican sus investigaciones a esclarecer por qué hemos llegado a la situación a la que hemos llegado? ¿Piensan seguir diciéndole a un profesional que un periodista digital es alguien polivalente cuando en realidad a eso se le llama, simplemente, explotación laboral, abuso en el aprovechamiento de recursos humanos o sinergias?

Tras la crisis de 2008, ya no se pueden seguir aplicando únicamente soluciones financieras y mercantiles, hace falta una nueva mentalidad, lo saben muchos altos ejecutivos pero no sé si lo aplicarán a la práctica. No hay revolución en la sociedad de las NNTT, lo que hay es abundancia de cacharros, muy útiles, pero cacharros. Sólo se convertirán en elementos revolucionarios cuando logremos que no nos determinen y que seamos nosotros quienes controlemos la situación y extendamos sus ventajas a la mayor parte de los habitantes del planeta. He ahí la encrucijada.

Volver

Herramientas y Contenidos destacados de la web

Enlaces sociales

APPs

Acceso registrado

Con tu usuario registrado podrás participar activamente en la web de la Fundación

Date de alta
¿Has olvidado tu clave?
Accede a MyArea

Suscripción a la revista de la Fundación Audiovisual de Andalucía

Recibe las principales noticias de nuestra revista digital en tu email a través del boletin semanal.

Últimas acciones de la fundación

Agenda

Fecha actual: 6 de Junio de 2020

Fecha seleccionada: 6 de Junio de 2020

Navegación por meses:

Navegación por años:

Junio de 2020
LMMJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930

Leyenda de colores del calendario:

  • azul oscuro Festivales
  • azul claro Otros

Próximos eventos:

  • 2020-06-06

    Festival Internacional del Cortometraje en San Roque

  • 2020-06-08

    "Crear contenidos informativos y divulgativos en YouTube y mediante podcasts", nuevo curso en la UMA

  • 2020-06-08

    Animafest Zagreb - World Festival of Animated Film

  • más..

Canales RSS

Muestras

  • cartel XIV Muestra del Audiovisual Andaluz en Málaga, 2019/20 (Suspendida Temporalmente)
  • cartel XIII Muestra del Audiovisual Andaluz en Córdoba, 2020 (Suspendida Temporalmente)

Información general de la web

Fundación Audiovisual Pública Andaluza © 2012
Avda. Matemáticos Rey Pastor y Castro,6 | Pabellón Canal Sur | Isla de la Cartuja | 41092 Sevilla
T: [+34] 954 467 310 | F: [+34] 954 461 516