Fundación AVA


Cabecera

Ayudas Accesibilidad

  • Ayudas técnicas previstas para facilitar la Accesibilidad
  • Mostrar/Ocultar la hoja de estilos: CSS

Enlaces Institucionales

Sitios webs de la Fundación AVA

Servicios Destacados de la Fundación AVA

Estás en: Inicio > Comunicación > Record#tables

Fecha de hoy: miércoles, 28 de octubre de 2020



Contenido principal

Record#tables.

Volver

¿Existe un cine andaluz?

Comparte esta página en:

Imprimir contenido

01-10-2003

Manuel Lamarca
Licenciado en Derecho y profesor especializado en cine en cursos de extensión universitaria. Coordinador Sociocultural del Aula de Cine de la Universidad de Córdoba de 1996 a 1999. Coautor del libro \'Conversaciones con cineastas españoles\'. Ha dirigido varios cortometrajes cinematográficos.

Responder a la pregunta que encabeza este artículo ha supuesto y supone uno de los más arduos trabajos que los historiadores del cine español han podido afrontar hasta la fecha. En primer lugar, y para situar un análisis que distará mucho de ser definitivo, el estudioso debe delimitar una serie de conceptos básicos. Cuando se habla de cine andaluz, hemos de clarificar que esta premisa surge desde una visión interna de la cinematografía nacional. Es decir, se plantea la existencia o no del cine andaluz desde la perspectiva interina de los propios historiadores españoles del cine, que no es lo mismo que decir los historiadores del cine español. Y es que, en efecto, para los historiadores extranjeros de cine español, la realidad cinematográfica de nuestro país se enfoca desde una visión más amplia. Esta visión no es excluyente ni sesgada, sino que engloba nuestro cine sin parcelar por regiones su contribución.

Es por ello que la disertación sobre la existencia de un cine andaluz, un cine catalán o un cine vasco queda muy supeditada al análisis interno que de nuestra cinematografía realizamos críticos, escritores e historiadores cinematográficos eminentemente españoles. Todo lo cual responde a un contexto también condicionado sin duda por el panorama político de distribución autonómica que del Estado diseñó la vigente Constitución.¿Tenía sentido hablar de un cine andaluz o extremeño en el centralista Estado franquista? Claramente no, o al menos, no con el matiz de identidad con el que se puede pretender enfocar tal cuestión desde la óptica actual.

Una vez realizada la primera precisión, queda claro que para llegar a contestar a la pregunta que aquí tratamos, debemos considerar la respuesta desde un análisis que abarque el desarrollo cinematográfico en nuestro país a lo largo de varias décadas. Y si en líneas anteriores se ha indicado que el modelo político que siguió al desarrollo del cine español durante casi cuarenta años condicionó fundamentalmente su evolución (no sólo el centralismo franquista anuló el reconocimiento de cinematografías de identidad regional, sino que la propia censura limitó enormemente la libertad del mismo cine), de igual manera la estructura industrial económica del incipiente cine español ahogó cualquier viabilidad de producción que no pasase por Madrid, erigida en capital financiera del cine nacional.

De tal modo, que a lo largo de muchos años, la única opción para aspirantes a cineastas fue la de hacer las maletas y emigrar a la capital española para aventurarse a ingresar en las turbulentas aguas de la insegura marea del cine español. Así,desde el panorama andaluz, cineastas como Josefina Molina, Miguel Picazo o Miguel Hermoso, ya en los lejanos años sesenta o setenta, engrosaron la lista de alumnos diplomados por la extinta Escuela Oficial de Cinematografía. Así pues durante muchas décadas, la única salida profesional para lo que pudiera considerarse la raíz de un cine andaluz consistió en la emigración, en el exilio laboral desde Andalucía hacia la capital de España. Considerando las limitaciones socioeconómicas de la España de posguerra y el costo privativo de un exilio profesional que en primera instancia era necesariamente formativo (pocos eran los que ascendían en la profesión desde el meritaje), el acceso al cine era en la praxis un privilegio burgués al que sólo muy pocos afortunados podían aspirar.

Llegados a este punto, podemos precisar que dos son los elementos que sustentan un cine nacional, regional o diferenciado a cualquier nivel, con unas reglas propias de identificación. Y esos dos elementos son: Primero, un grupo de cineastas, técnicos y creadores con una procedencia común y, segundo, una producción propia, asimismo común, que sirva para mostrar el trabajo de tales cineastas. En el caso del cine andaluz, estaríamos hablando de unos cineastas andaluces con una producción andaluza que les sirviese para ofrecer obras que pudiesen identificarse como propias. La anterior referencia al exilio formativo que los cineastas debían hacer a Madrid nos informa de que esa salida de la tierra andaluza impedía que se formase un grupo de técnicos sobre los que cimentar una futura industria profesional. Por todo ello, se deduce que la posibilidad de formación en la región es una característica fundamental para crear un cine propio y tal posibilidad de formación pasaba por tener una Escuela de Cine. Este objetivo al fin parece conseguido, ya que desde el próximo mes de Noviembre de este año 2003 comenzará a funcionar la Escuela Andaluza de Cinematografía en Sevilla, lo cual será sin duda un revulsivo fundamental para el cine andaluz.

Pero no se puede crear un cine andaluz sin una producción andaluza. Si hemos dicho que los cineastas andaluces se veían forzados a estudiar cine fuera de Andalucía, también se veían obligados a acudir a Madrid como único centro de producción nacional. La creación política de la Junta de Andalucía en los primeros años 80 al amparo del Estatuto de Autonomía y la nueva organización política del Estado va a crear el marco propicio para intentar coordinar una producción, no tanto cinematográfica como audiovisual en nuestra tierra. Desde la Consejería de Cultura se dan los primeros pasos, que en perspectiva son demasiado titubeantes, ya que las ayudas a la producción se sustituyen por las ayudas al estudio y formación, sin orden de continuidad, por lo que alternativamente se pasa en las subvenciones públicas del apoyo directo a la producción a la beca de estudio en centros cinematográficos ,en este último caso, centros situados fuera de Andalucía (ya que aquí no hay centros donde estudiar, salvo en el caso de los Centros de Arte Dramático para actores), con lo cual, en mi opinión, no se ayuda a consolidar una acción duradera y efectiva de apoyo al cine andaluz.

En este sentido, desde la Junta de Andalucía deben de señalarse los aciertos desde otros ámbitos, que sí que han ayudado a fomentar la cinematografía andaluza y el medio audiovisual. Y tales aciertos son la creación de la Filmoteca de Andalucía en 1993,como institución fundamental de reconocimiento de la cinematografía como hecho cultural y la instauración de la RTVA, la cadena pública de televisión andaluza que, sin duda, ha sido la auténtica punta de lanza para encaminar en la actualidad el resurgimiento de un sector audiovisual en Andalucía, desde la producción propia de series de televisión e incluso la participación en producciones cinematográficas. Éstas han servido para fomentar un tejido autóctono de técnicos andaluces y, lo más importante, una salida profesional para el sector andaluz.

Cabe apuntar junto a estos datos de apoyo institucional señalados, los méritos de los autores andaluces y algún hito importante, entre los que destaca el fundamental estreno en 1999 de la película “Solas” de Benito Zambrano, auténtico éxito comercial y crítico, pero más allá de eso mismo, auténtico revitalizante de la escasísima producción cinematográfica andaluza. Gracias a este triunfo del director Zambrano (que había estudiado cine precisamente gracias a una subvención de la Junta y trabajó en Canal Sur) y del productor Antonio Pérez, toma conciencia de su potencial y promueve indirectamente un nuevo interés institucional por el cine andaluz.

Por lo tanto, con la solidez de la RTVA en el medio audiovisual, la nueva brecha abierta tras el éxito de “Solas” que aún no ha producido tal vez todos sus frutos y las expectativas de futuro cimentadas en proyectos tan importantes como la nueva Escuela Andaluza de Cinematografía, el panorama actual se ofrece esperanzador. Y respecto a nuestra pregunta inicial... ¿Existe un cine andaluz?... La respuesta es... Sí... aunque sólo se mantendrá y crecerá en la medida en que todos nosotros sepamos hacerlo...

Volver

Herramientas y Contenidos destacados de la web

Enlaces sociales

APPs

Acceso registrado

Con tu usuario registrado podrás participar activamente en la web de la Fundación

Date de alta
¿Has olvidado tu clave?
Accede a MyArea

Suscripción a la revista de la Fundación Audiovisual de Andalucía

Recibe las principales noticias de nuestra revista digital en tu email a través del boletin semanal.

Últimas acciones de la fundación

  • La situación de la animación y el videojuego, y su configuración como herramientas de aprendizaje

    La Fundación Audiovisual Pública Andaluza, institución dependiente del Grupo RTVA, organiza en el marco del 17 Festival de Sevilla la XVIII edición del Encuentro de Animación y Videojuegos en Andalucía, que este año lleva por título “Un antes y un después en la producción de animación y videojuegos” (#animSEFF20). Esta cita imprescindible, que tendrá lugar durante la mañana del 10 de noviembre de 2020, permite tomar el pulso a la actual situación de estos sectores en el ámbito autonómico, nacional e internacional. Esta edición, con motivo de la actual emergencia sanitaria a causa del Covid-19, se desarrollará de forma virtual y gratuita dentro de Industria SEFF’20 y será retrasmitida en streaming en el Canal YouTube de la Fundación AVA (el enlace estará disponible a partir del 5 de noviembre en www.fundacionava.org).

  • "La llamada de mamá" gana el Premio Fundación AVA al Mejor Guion de Corto Andaluz

    El galardón consiste en la inclusión del cortometraje, una vez realizado, en el circuito de las Muestras del Audiovisual Andaluz que organiza en todas las provincias andaluzas la Fundación AVA en colaboración con la Filmoteca de Andalucía, la Asociación de Festivales de Andalucía (ASFAAN) y las Universidades de Andalucía.

  • más..

Agenda

Fecha actual: 28 de Octubre de 2020

Fecha seleccionada: 28 de Octubre de 2020

Navegación por meses:

Navegación por años:

Octubre de 2020
LMMJVSD
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031

Leyenda de colores del calendario:

  • azul oscuro Festivales
  • azul claro Otros

Próximos eventos:

  • 2020-10-29

    Arranca Notodofilmfest 2020

  • 2020-10-29

    Festival In-Edit de Barcelona

  • 2020-10-29

    La Térmica organiza este otoño el Festival DOC DOC 2021, un diálogo entre la literatura y el cine documental

  • más..

Canales RSS

Muestras

  • cartel XIII Muestra del Audiovisual Andaluz en Córdoba, 2020

Información general de la web

Fundación Audiovisual Pública Andaluza © 2012
Avda. Matemáticos Rey Pastor y Castro,6 | Pabellón Canal Sur | Isla de la Cartuja | 41092 Sevilla
T: [+34] 954 467 310 | F: [+34] 954 461 516